Todo llega, aún cuando ni lo esperas – Publicación #01

titulo1

Hace mucho tiempo vengo dedicando tiempo a la escritura de una novela, esto no es algo nuevo, ya que desde hace muchos años he escrito pero responsabilidades, había ido dejando de lado. Quería presentarles no solo la historia, sino una composición completa que incluyera imágenes propias y destinadas a la historia, pero por falta de tiempo y por más responsabilidades que antes, he decido ir publicando mis escritos al natural.

Quizás es algún momento pueda ir concretando este sueño que tengo desde hace mucho, que es publicar mis historias por medio de una editorial y lograr captar la expectativa de un público, que quiera seguir leyendo más.

Hoy les presento esta primera parte de la historia de Grace, una chica que jamás imaginó cómo su vida iba a cambiar tan significativamente.

https://i.ibb.co/Fq90ZVQ/separador.png

#

Presentación

#

El mundo es un lugar ajeno, al menos para mí; nunca fui más allá de mis capacidades o miedos y quizás nunca, me atreva a experimentar eso que llaman “amor”. Trato de buscar en mis virtudes, algunas que me indiquen que podré cambiar mi estilo de vida. A veces siento que esa idea, está mucho más lejos de lo que me puedo imaginar.

Me llamo Grace y soy una chica de 28 años, demasiado soltera y con un aspecto realmente peculiar. Nunca me llamó la atención arreglarme tanto, las fiestas no eran lo mío y las citas, eran un camino aún sin recorrer. Descubrir un mundo, que no sea el ya conocido y aburrido por mí, parecía aun más lejano de alcanzar.

Mi aspecto jamás me ganó admiradores y solo me dediqué a hacer amigos por doquier. Nunca imaginé tener tantos amigos en Facebook, porque sí, todos los amigos que hice en varios años fueron en línea. No soy capaz de entablar una conversación por más de 5 minutos mirando a la cara a alguien. Soy extremadamente tímida y todas las conversaciones largas que he mantenido en la vida, han sido de trabajo; aunque muchas veces no comparto mis opiniones con mis compañeros, por temor al rechazo o que se rían de mí. Soy la rara de la oficina y nunca he ido de “after office” con nadie, al salir de allí.

Todos mis días han sido así; al parecer, nunca saldré de lo cotidiano y normal.

Mi vida se ha visto marcada por algunos episodios, aún más tristes.

#

separdor2-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *